El conocido como "Motivo BACH" según la notación musical germana equivalente a Bb = SIb, A = La, C = do y H = Si:


notas.htm
es uno que merece la pena detenerse en su estudio,teniendo su origen quizá en J.S.Bach si no antes por alguno de sus antepasados y ya tratado por Buxtehude...es un motivo recurrerente que ha venido ocupando el interés de muchos compositores desde entonces y de muchos musicológos hasta la actualidad. Si bien se considera es un tanto alarmante pues es un motivo musical bastante inquietante, que apareció de forma fatal, aparte de en otros lugares anteriores en la obra de Bach, en la última rúbrica compositiva de su "Arte de la Fuga", basta escuchar la interrupción exabrupta que deja la obra, colgada, imperfecta en el sentido de no estar completamente terminada y suscitando muchos interrogantes. Se ha escrito largo y tendido sobre todo desde los años cuarenta del siglo pasado sobre el aspecto esotérico de este motivo tratándolo en principio relacionando las letras B-A-C-H del alfabeto latino-germano a los números naturales, una función gemátrica de origen semita. Es decir, mapeando e igualando, A = 1, B = 2 , C = 3... H = 8. A partir de aquí aplicando una simple suma entre sus elementos B = 2 + A = 1 + C = 3 + H = 8 se obtiene como resultado el número 14. Hay varios estudios muy interesantes que estudian el número 14 tanto en la Biblia como en la obra y en la vida de J.S.Bach (Cf."Intencionalidad en el uso del Nº 14 en la obra de J.S.Bach"). Desde otro punto de vista se ha reflexionado acerca del porqué de esta especie de rúbrica asociada al número 14 que según parece obsesionaba a Bach y después de él a muchos otros. Quisiera aportar un dato prácticamente desconocido entre la relación de ciertas Letras asociadas a ciertos Números aunque no sorprenderá a quien conozca el Corán y sus aleyas especiales conocidas como "Letras luminosas" que son 14 y que se agrupan en 14 grupos, dejando al margen a otras letras conocidas como "Letras tenebrosas" que son el resto de 14 las letras no empleadas en las aleyas especiales, y que forman parte del alfabeto árabe que en total contiene a las 28 letras. El número 28 como se sabe por matemáticas es un "número perfecto", es decir, es la suma de sus divisores, 1, 2, 4, 7, 14 = 28, como se ve su máximo divisor es el número 14 y el resto de divisores también suman 14. Que estas letras y sus números correspondientes tienen una importancia grande en el Corán lo puede atestiguar quien quiera investigarlo, por mi parte le he dedicado un estudio especializado que puede leer quien esté interesado (Cf.oFrEnda / cal.htm) Aquí solo quiero ponerlo en relación a ese "Motivo BACH = 14 ya citado para arrojar otro tipo de luz sobre las que ya se han proyectado y a mi parecer un tanto desenfocadamente. ¿Como es que Bach tan aparentemente religioso al menos por gran parte de su obra (cantatas, pasiones, etc.) se decantó próximo a la muerte por un tema abstracto, no en Nombre de Dios, como cabía esperar, y sí en su propio nombre? (Cf."EN NOMBRE DE BACH") ¿Qué implica que su última obra sea el "Arte de la Fuga"? Sin duda "fuga" es una palabra inquietante por sus connotaciones. Me inclino a pensar que Bach se "egocentró", de hecho hay otros también que han pensado que parecía poco humilde al afirmarse en su propio nombre en trance de muerte. Humilde o no creo que sí entraba en conflicto con lo que en el Corán se ha relacionado con los Nombres Divinos a los que están vinculadas según un hadiz del Profeta las 14 "Letras luminosas" separadas de las que no lo son, otras 14 "tenebrosas". Vistas en comparación tenemos: letras y números asociadas a un apellido de un hombre, BACH-14 que aparecen en 14 "contrapuntos" de su "Arte de la Fuga estando el último contrapunto, el nº 14 truncado... y "Letras luminosas asociadas a los Nombres Divinos islámicos, también 14. De hecho, las Suras coránicas (114) se inician todas menos una recitando "En el Nombre de Allah, El Clemente,El Misericordioso" y a continuación en el caso de las suras portadoras de aleyas especiales, recitando las conformadas por 14 grupos de 14 elementos en diversos subconjuntos de 1 a 5 letras y repitiéndose o no algunos subgrupos. Aquí es donde percibo la contradicción,la "disonancia" de ofrecer no a la mayor gloria, en el Nombre de Dios,que es lo que quedaba esperar de un músico presuntamente religioso cercano a la muerte, sino a la mayor gloria del propio ego. (Cf."En el nombre de Bach") Este fenómeno se percibe aumentado in extremis en la obra de Shostakovich y el uso a lo "Motivo BACH" de su propio nombre el conocido como "Motivo DSCH (Dmitri Schostakovich) = re-mib-do-si:



y que como se ve coincide con el "Motivo BACH" heredado en las dos letras finales, pero aquí ya sí plenamente justificado el egocentrismo, es la obra de un ateo confeso, valga la paradoja, quien por cierto creo que dedujo mejor que nadie la consecuencia del misterio de las letras puramente "humanas, demasiado humanas" (que diría Nieztche) de esa tradición de músicos que ya desde Monteverdi se venían separando de la iglesia claramente, de hecho el propio Bach se sabe que echó instancias para cambiar su trayectoria en favor de la ópera aunque no prosperaron y si compuso tanta obra religiosa también fue con pie forzado por obligaciones laborales. Quizá Bach en una obra puramente musical, sin texto, como el "Arte de la Fuga" , aunque lo hizo en otras obras vocales, se sintió impelido a utilizar el motivo músico-alfanumérico, el de su propio apellido encriptándolo para buenos entendedores; es obra austera de caracter, abstracta, poco barroca por ello y lo que más intriga, es como si realmente quisiera "fugarse" de los condicionantes que le aprisionaban, esto puede que le llevara a usar un "leitmotiv" musical "fatal" como decimos y que al escucharlo tanto en su elaboración como en todas las que se puedan escuchar de otros compositores salta no a la vista sino al oido lo tremendamente acongojante, deseperante que suena, en suma, parece ya de un alma en pena. Su obra literalmente es imperfecta, no solo por no estar completamente terminada, solo esbozada a medias la parte final en la que rubrica en su nombre interrumpiéndose en ese momento y dejando como un abismo abierto, sino porque parece como si fuera sorprendido in fraganti en su "Arte de la Fuga ... y en realidad ¿quien puede escapar a la muerte? (Al margen. Quiero agradecer al gran cineasta Lars von Trier quien a través de su film "Nymphomaniac" ha sido el detonante de este artículo por referenciar y motivarme el investigar y escribir acerca del "Motivo BACH".) ¿Era Bach religioso o había perdido la FE y firmaba en firme en lo que creía, en su propio genio, como luego se vió en el citado Schostakovich, siguiendo la estela de Bach, lo mismo cabe pensar de todos los demás compositores que han sentido lo inquietante, acongojante, deseperanzado del llamado "Motivo BACH", aunque no hayan podido sortear la fascinación encerrada en ese motivo musical, baste traer a colación dos ejemplos, uno bien advertido por la musicología, el otro me parece que no. Me refiero al cuarteto Op. 28 de Webern y a la "Gran Fuga Op. 133" de Beethoven también para cuarteto de cuerda. Respecto al primero llama la atención la señal del Nº 28 de Op. Ya tiene connotaciones esotéricas como señalamos antes, además está basado todo él en el "Motivo BACH" multiplicado por 3 para integrar una serie dodecafónica al completo ya que cuatro notas de acuerdo al "Motivo BACH" multiplicadas por tres secuencias de cuatro notas es igual a 12 notas y que potencian aún más esa sensación acongojante que el propio Webern tan aparentemente religioso tambien deja traslucir, concretamente, la serie [B b A, C, B, D #, E, C #, D, G b, F, A b, G] está construida a partir del “Motivo BACH” (B b, A, C, B). Las primeras cuatro notas de la serie son el "Motivo BACH en sí, seguido por su inversión, y luego por el mismo motivo transpuesto ascendentemente por una sexta menor . Una característica interesante de esta serie es que su inversión [G, A b, F, G b, D, C #, E, D #, B, C, A, B b] es equivalente a su versión retrogradada. De la "Gran Fuga" Op. 133 de Beethoven que al recibir en su tiempo críticas hicieron decir al compositor defendiéndose que no había compuesto la pieza para el presente, sino para el futuro, que ya es... hay que notar que el movimiento final de su cuarteto nº 13 era la "Gran Fuga" que quitó y sustituyó por otro movimiento que fue lo último que compuso. Esa "Gran Fuga" se quedó descolgada en la serie de cuartetos, aunque hubiera podido ser perfectamente el nº 14, sin embargo fue el siguiente cuarteto, el nº 14, quien heredó la esencia de la fuga anterior ya que se inicia donde el otro terminaba, con otra fuga y con un motivo de cuatro notas relacionado con la "Gran Fuga" del cuarteto anterior, el nº 13, y que quedó aislada; en un caso : "sib-si lab sol - si do la sib"...(Gran Fuga) en el otro: "sol# si# do# la" (Cuarteto nº 14). Obsérvese que en el caso de la "Gran Fuga" aparecen las notas asociadas a BACH en las cuatro últimas leidas retrogradamente : "si do la sib" = H C A B = BACH (sorprendentemente y confirmando a Beethoven en su previsión futura Schönberg en su Suite para piano Op.25 utilizó la serie dodecafónica E-F-G-Db-Gb-Eb-Ab-D-H-C-A-B en la que se puede ver como coincide con el tratamiento retrógrado del nombre de Bach en la "Gran Fuga") en el cuarteto nº 14 se ve la relación de los intervalos cromáticos con los de la "Gran Fuga" y sus intervalos cromáticos e intervalo de tercera menor entre la segunda y cuarta nota del motivo emparentan con el "Motivo-BACH" ya que dos de las cuatro notas : "si#" = "do" y "la" son comunes a las notas segunda y tercera del motivo de Bach. Y aún más, y más claro, si se disponen uno encima del otro los segmentos significativos del Motivo Bach y el tema de la "Gran Fuga" de Beethoven se observan interesantes relaciones: 1º.- sib la do si = BACH 2º.- sib si lab sol Primer segmento de la "Gran Fuga" 3º.- si do la sib = HCAB = Retrogradación del "Motivo BACH" Segundo segmento de la "Gran Fuga" Los intervalos del segundo segmento mantienen la misma relación con lo del primero y tercero: Semitono - Tercera menor - Semitono, bien entendido con criterio dodecafónico en el sentido de que la nota es la misma aunque se la disloque de una octava en otra como se ve en el tema de Beethoven respecto al de Bach prefigurando las dislocaciones sistemáticas de Webern del "Motivo BACH". En cuanto a que al cuarteto 13 le siguiera la "Gran Fuga" como presunto cuarteto nº 14. se me ocurre que al quedar desubicado como final del cuarteto nº 13 y quedar aislado e independizado, en realidad sin número entre los cuartetos, siendo desplazado de nuevo por el cuarteto nº 14 Op. 131 y por el cuarteto nº 15 Op. 132 , logró al fin reubicarse como "pseudocuarteto" Op. 133 y tal vez se podría emplazar de nuevo como Cuarteto nº 14 o Cuarteto nº 14 bis a la "Gran Fuga", ya que se habla de los 17 Cuartetos de Beethoven, bien dejando la misma numeración en la serie de cuartetos con el añadido del 14 bis o corriendo la numeración un número en los últimos cuartetos pasando a ser el la "Gran Fuga" el nº 14, el nº 14 anterior pasaría a ser el nuevo nº 15, el nº 15 el 16, y el nº 16 el 17, si no habría que hablar de 16 cuartetos y una gran fuga para cuarteto o dos, es decir, aún queda un problema por resolver y es que la actualmente catalogada serie de fugas y cuartetos culmina en otro cuarteto poco o nada considerado tampoco esta vez, se trata de la Op. 134 "Fuga para piano a cuatro manos", transcripción del propio compositor de su controvertida "Gran Fuga" OP.133 y que en definitiva es para un cuarteto de manos que toquen las teclas de un instrumento de cuerdas como el piano. Con este cuarteto ya serían 18 los cuartetos a considerar o bien 16 y dos realizaciones instrumentales diferentes de la misma obra aunque sutilmente variara no solo en el timbre sino en el nombre,"Gran Fuga" y "Fuga" en la segunda versión pianística a cuatro manos quizá porque la vinculó de alguna forma a la fuga de la sonata 29 "Hammerklavier" Op.106 para piano. En fin, la serie de cuartetos tal como la conocemos hoy día termina con el cuarteto por convención nº 16 Op. 135 con su lema que parece definitivo: "Der schwer gefasste Entschluss. Muss es sein? - Es muss sein!" ("La decisión adoptada con dificultad. ¿Tiene que ser? ¡Tiene que ser!") Quizá el hombre no deba firmar en su nombre en trance escatológico sino en El Nombre de Dios. Al-hamdu li-llah. (La alabanza a Dios) index.htm

7-2-2016 20-12-2016