Una melodía armonizada en Fa M y datada en 1547
por Louis Bourgeois* y que apareció en el "Psautier de Genève" (Salterio de Ginebra)
sobre el texto "Wenn wir in höchsten Noten sein" (Cuando estamos en la mayor necesidad) de Paul Eber, 1511-1569
fue la que Bach rememoró transportándola al tono de Sol M 
cuando según la leyenda dictó desde su lecho de muerte 
en julio de 1750 a Johann Christoph Altnikol el coral para órgano BWV 668 (Catálogo de las obras de Bach)
cambiando también el nombre del coral de referencia "Wenn wir in höchsten Nöten sein"
por "Vor deinen Thron tret ich hiermit"(Ante tu Trono ahora aparezco),
referenciando al poema de Bodo von Hodenberg, 1604-1650 y publicado hacia 1646,
Ha aquí sus estrofas 1ª y 10ª, final:

"Hoy que comparezco ante tu trono
Oh Dios, te ruego humildemente
no apartes tu clemente rostro
de mí, que soy un pobre pecador.

Otórgame un fin dichoso,
despiértame en el Día Final,
Señor, y que te contemple eternamente.
Amén, amén, escúchame."

Al menos cuatro compositores importantes, Pretorius, Sheidt, Pachelbel y Bach gravitaron sobre el coral de Bourgeois
realizando diversos arreglos corales e instrumentales,
Bach ofrendó varias versiones corales y organísticas de esa melodía, concretamente:

-Coral BWV Anh.78
-Partita BWV Anh.78 6 variaciones sobre el coral
-Coral a 4 voces I BWV 431
-Coral a 4 voces II BWV 432
-Chorale Prelude BWV 641
-Chorale prelude BWV 668

Para comenzar a tratar los aspectos numerológicos que vendrán a continuación se observa en primer lugar
a un compositor y cuatro comentaristas musicales más relevantes y afamados que el compositor seminal (1 + 4).
Inmediatamente llama la atención la serie de obras de Bach, seis en total aparentemente pero siete en realidad
ya que el primer Coral es vocal pero aparece en la siguiente obra a continuación como solo instrumental respetando integramante el texto musical
y dando pie a las seis variaciones de la Partita, es decir, 1 + 6 = 7 por lo que ese coral
ha de ser contado dos veces y así resulta que sumado a las otras versiones suman en total otra vez 7,
de nuevo 7 + 1 + 6 = 14.

Bach recalcó la inminencia de su propia muerte más allá del texto referido en "Wenn wir in höchsten Noten sein" 
con el texto complementario "Vor deine Thron trett ich hiermit". 
Hay estudiosos que han advertido que en el tratamiento que hace en BWV 641,
ornamenta la melodía del coral hasta que las 32 notas del original se convierten en 158 
que es la suma de las letras de JOHANNSEBASTIANBACH = 1 + 5 + 8 = 14
según la notación germana alfabética para las notas musicales.

En el coral BWV 668 parece evidente que Bach contemplaba su próximo desenlace final
y ya desde el primer verso latente se presenta en forma personal ante Dios.
También lo hace en forma numerológica, la primera frase del coral figurado es ornamentada hasta que tiene 14 notas = BACH,
y el número de notas total del coral es 41 = JSBACH, igual a 14 leido de derecha a izquierda.

Este coral apareció como apéndice a "Die Kunst der Fuge" (Arte de la fuga) BWV 1080 
en el año de la primera publicación, 1751.
Hasta aqui la referencia histórico-musicológica.

Como comentario adicional y respecto al aspecto numerológico en relación al número 14 además de lo reseñado
se observa algo no advertido en el pasado por la crítica en el coral fuente del tratamiento Bachiano,
es decir, en el coral de Louis Bourgeois. En efecto, en el coral que luego apareció en el salterio de Ginebra
se ve la asimetría notable en su número total de compases, 14, y su división en cuatro segmentos de 4, 3, 4, 3 compases.
Probablemente fue esta coincidencia numerológica con su propio apellido con todas su resonancias místicas lo que motivó a Bach a "parafrasear" 
el original De Bourgeois en su coral postrero. Así en el tratamiento de Bach se observa como preludia cada uno de los cuatro segmentos del coral inspirador
con diversas imitaciones contrapuntísticas en disminución respecto al tema en aumentación durante un número de compases igual a 7
por lo que efectua una trenza con el complementario número de compases del original, es decir: 
7-4 / 7-3 / 7-4 / 7-3 siendo el 7 7 doble del original (4 3 4 3) redoblado (7 7 7 7). 
7 * 4 = 28 es un número perfecto y su principal divisor es 14 en referencia al número de compases del original.
La suma total de compases de del Preludio-Coral de Bach es 45, es decir 7 * 2 (del original) + 7 * 4 del preludio-interludios
= 7 * 6 = 42 + 3 compases de coda = 45 = 9 * 5 (...y secreto secreto el anillo se cierra: 9 + 5 = ¡14!)
Como homenage a ambos maestros ofrezco la versión en pdf con la marca de tempo a 77 la negra para sumarme también al juego numerológico
así como la versión en mp3 del coral protestante original, por cierto, hoy es justo el 5-9 (¡14!) y he añadido el 7-9 (¡16 = 7!)-2018.

En este coral, además, me parecen dignos de nota en especial sus dos últimos compases,
en ellos se produce un derrame de las cuatro voces a una quinta voz durante nueve acordes, es decir 5 + 9 = 14
además, como se puede ver en la partitura adjuntada, hay una sucesión de  seis tritonos casi contínuos 
(4A 4J 4A 4A 4J 4A 4A 4A 4J = seis cuartas aumentadas pasando por tres cuartas justas)
en las voces intermedias bajo un pedal de la voz superior y una cadencia plagal en la voz inferior,
el tritono consta como su nombre indica de tres tonos o seis semitonos,
este intervalo fue considerado como "Diabolus in Musica",
manera peyorativa de referirse durante la Edad Media al término musical «tritono»,
lo sorprendente del tratamiento bachiano de la última estructura cadencial que compuso
fue la manifestación de 6 intervalos de 6 semitonos, es decir, 666666 
o si se quiere incluir las cuartas justas de paso,656656665, se advierte que el 6 inicia,media 66,y finaliza 666,
sabido es que el número 6 es perfecto ya que sus tres divisores, 1 2 3 suman 6
y conocidas son también las varias series de 6 composiciones que Bach compuso
(...6 partitas, 6 suites francesas, 6 suites inglesas, 6 Conciertos de Branderburgo, etc.)
Sin duda esto estaba en el imaginario de los compositores como una referencia creadora 
a los 6 Días de la Creación, ahora bien, no deja de ser chocante que si por una parte
el número 6 es perfecto desde un punto de vista matemático y además sagrado
por sus connotaciones simbólicas referentes a la Creación Divina
¿como se justifica entonces esa aversión al intervalo de tritono = 6 semitonos,
repudiado desde muy pronto como "Diabolus in Musica"?
Desde una perspectiva sonora una octava diatónica, compuesta de dos cuartas justas (DO t RE t MI s FA - SOL t LA t SI s DO)
parece "justa" porque se equilibra la tensión del tono con la del semitono
(en griego, tono = tensión, semitono = media tensión)
así el juego de tensiones tonales y distensiones o medias tensiones semitonales
producen una sensación "equilibrada", "justa"... tanto el sistema griego como el gregoriano y el renacentista
advirtieron que el intervalo de cuarta  "no justa", es decir, la cuarta aumentada, conocida también como tritono,
tenía solo tonos, 3 tonos y ningún semitono 
(FA SOL LA SI, obsérvese que es de FA A SOL o lo que es lo mismo,
en la separación de las dos cuartas de la octava diatónica donde aparece el tono que va a crear problema), 
este intervalo de tritono producía en comparación del resto de cuartas justas
(MI RE DO SI- RE DO SI LA- DO SI LA SOL) una sensación sonora inquietante, 
como si ese intervalo no hubiera "sometido su cabeza", como si nadie le hubiera "puesto el yugo" 
como sí era el caso del resto de intervalos por medio de sus semitonos asociados.
(Recuérdense a la inversa las series tritonales de Debussy y Bartok tan "demónicos" como ejemplos perturbadores de la tonalidad "justa")

Por eso llama la atención el ejemplo del coral de Bach y mueve a cuestionarse si realmente ese 6 simboliza algo bueno o no.
Obviamente Bach invoca su  inminente aparición ante el Trono Divino:
"Hoy que aparezco ante tu trono".
Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se asoció el sábado (Sabat) y el domingo (Día del Señor = Dominus)
al Descanso en Honor del 7º Día en que Dios culminó su Creación y descansó en su Trono,
por eso los creadores humanos como Bach simbolizaban en grupos de 6 sus obras a imagen y semejanza simbólica de Dios Creador
y probablemente sus 6 grupos de 6 semitonos en su cadencia final, nunca mejor dicho (del latin "cadere" = caer)
expresaban su "caer" en la muerte, pero esa serie de tritonos no auguraban nada bueno si estaban asociados al "Diabolus in Musica"...
Dando una vuelta de tuerca más para tratar de entender este enredo y confusión respecto al simbólico 6.
Resulta que una diferencia importante es la consideración del elemento asociado
al 7º Día visto en la otra religión Abrahámica, el Islam,
si el Domingo = 7, el Sabat = 6, el Viernes = 5, Día de la Reunión en las Mezquitas
es el Día por excelencia en el que se conmemora que Allah no descansa sino que se ocupa de su Creación desde su Trono,
por eso los musulmanes no tienen día de descanso y honran a Allah de dos formas los viernes,
trabajando, yendo a rezar y volviendo a trabajar, es decir, se trabaja,se reza y se gestionan los asuntos
a imagen de lo que dice el Corán que hace Allah desde su Trono, ocuparse del Asunto,(amr)
pero la forma de ver el Trono, como Descanso, como Requiem, en la tradición judeo-cristiana no concuerda con la visión alternativa
islámica, recuérdese la "Escala de Mahoma" donde el Profeta asciende "a dos arcos de distancia" del Trono de Allah,
se le informa y desciende para ocuparse del "Asunto" por Orden Divina, es decir, presentarse ante Dios, Allah, ante su Trono
conlleva en un caso asociarlo a la muerte y a la inmediatez ante el Trono del Juicio Divino, en otro caso a una llamada
para recibir instrucciones "antes de la muerte" ("...morid antes de morir...")
En definitiva, si Dios, Allah, no se ocupa del "Asunto" porque descansa ¿quien se ocupa entonces en esa "sede vacante"?
Ahí puede que resida ese intruso interválico, ese 666...




*(Fue el mismo Louis Bourgeois quien tuvo el coraje de adaptar el ritmo
y cambiar los ocho modos gregorianos por los dos renacentistas, mayor y menor, 
de la música popular y de los cuales surgió toda la música moderna
santificando y honrando con ese arreglo musical su arte en himnos consagrados)
index.htm
salmer

3-3-2017 / 5-9-2018 / 7-9-2018 / 8-9-2018