Pues que jamás olvidaros no puede mi coraçón, si me falta galardón, ¡ay qué mal hice en miraros! Será tal vista cobrar gran dolor y gran tristura. Será tal vista penar, si me fallece ventura. Mas si vos, por bien amaros, queréis darme galardón, no dirá mi corazón: ¡Ay qué mal hice en miraros! Música de Juan del Encina Archivos asociados: Encina1.pdf Encina1.mid Sólo la música se le atribuye a Encina en el CMP (Cancionero musical de palacio) Ref:Edición de R.O.Jones y Carolyn R. Lee

Lírica.htm