Romance Triste España sin ventura, todos te deven llorar. Despoblada de alegría, para nunca en tí tornar, tormentos, penas, dolores te vinieron a poblar. Sembróte Dios de plazer porque naciese pesar; hízote la más dichosa para más te lastimar. Tus vitorias y triunfos ya se hovieron de pagar: pues que tal pérdida pierdes, dime en qué podrás ganar. Pierdes la luz de tu gloria y el gozo de tu gozar; pierdes toda tu esperança, no te queda qué esperar. Pierdes Príncipe tan alto, hijo de reyes sin par,. Llora, llora, pues perdiste quien te havía de ensalçar. En su tierna juventud te lo quiso Dios llevar, Llevóte todo tu bien, dexóte su desear, porque mueras, porque penes, sin dar fin a tu penar. De tan penosa tristura no te esperes consolar. Música y texto de Juan del Encina. Archivos relacionados: Encina11.pdf Encina11.mid

Lírica.htm