No tienen vado mis males. ¿Qué haré?- que pasar no los podré. Crece tanto la tormenta de mis tristes pensamientos que con sobra de tormentos mayor mal se m'acrecienta. No hay quien tantos males sienta. ¿Qué haré?- que pasar no los podré. Van tan altos mis amores que ningún remedio veo. No s'atreve mi deseo a pasar tales dolores. Yo, cercado de temores, ¿qué haré?- que pasar no los podré. Si con la vida pagase, por remedio pasaría; más cierto, no pagaría con mil vidas qu'alcançase. por más, más que m'esforçase, ¿qué haré?_ que pasar no los podré. Música de Juan del Encina. Archivos asociados: Encina16.pdf Encina16.mid

Lírica.htm