Vuestros amores he, señora, vuestros amores he. Desd'el día que miraron mis ojos vuestra presencia, de tal forma se mudaron que no consienten ausencia. Vuestros amores he. Tengo siempre el pensamiento en servir y contentaros, que vuestro merecimiento jamás me dexa olvidaros,. Vuestros amores he. Amor pudo cativarme con su fuerça verdadera, mas vos podéis remediarme si havéis gana que no muera. Vuestros amores he. Es vuestra gentil figura tan perfeta y acabada, que con gracia y hermosura tenéis mi vida robada. Vuestros amores he. Tenéis con vuestra belleza tanto poder en mi vida que si me mostrás crueza yo la do por fenecida. Vuestros amores he. Y pues quiso mi ventura que de vos fuese cativo, dadme vida sin tristura pues por vos muriendo bivo. Vuestros amores he. Música de Juan del Encina Archivos asociados: Encina23.pdf Encina23.mid

Lírica.htm