Villancico El que rige y el regido sin saber mal regidos pueden ser. Mal rige quien no es prudente porque todo va al revés, y el perfeto regir es saber mandar sabiamente; qu'el regido y el rigente sin saber mal regidos pueden ser. Donde falta discreción no hay ninguna cosa buena; lo que discreción ordena aquello da perfeción; mas los que regidos son sin saber mal regidos pueden ser. Fin. El saber que Dios nos da, aquél es saber perfeto, y aquél se llame discreto que de tal saber sabrá; y lo que el regido va sin saber mal regido puede ser. Música y texto de Juan del Encina. Archivos asociados: Encina30.pdf Encina30.mid

Lírica.htm