Villancico Ya no quiero ser vaquero ni pastor, ni quiero tener amor. Bien pensé yo que nuestr'ama me acudiera con buen pago, mas cuanto yo más la halago más ella se me encarama. Pues me acossa de su cama sin favor, no quiero tener amor. Entré con ella a soldada porque me mostró cariño, mas por más que yo le aliño no me quiere pagar nada. Pues es tan enterriada sin sabor, no quiero tener amor. Hele guardado el ganado con un tiempo muy fortuno, y aún, ¡ahotas!, que ninguno lo tenga tan coreado. Y pues que me da mal grado por pastor, no quiero tener amor. Yo labrava su labrança y de sol a sol arava, yo sembrava, yo segava ¡soncas! por le dar holgança. Mas pues de mi tribulanza no ha dolor, no quiero tener amor. Juro a mí que yo me embaço de persona tan crudía; pues es tal su compañía no quiero más embaraço. Ni quiero ser su collaço ni pastor, ni quiero tener amor. Fin. Y aun, ¡pese a diez verdadero!, con cuanto yo le he servido, que ya estoy tan aborrido que de cordojo me muero, ni ya quiero ser vaquero ni pastor, ni quiero tener amor. Música y texto de Juan del Encina. Archivos asociados: Encina40.pdf Encina40.mid

Lírica.htm