-Antonilla es desposada: hágotelo, Juan, saber. -¡Júr'a diez, no puede ser! -No seas tan rebelado, que yo la ví desposar, y mucho de su cantar ví el lugar regozijado. Y a Toribio, el desposado, ví atestado de plazer. -¡Jur'a diez, no puede ser! -A los grandes brinquejones que davan en el portal, nos encontramos yo y Pascual por medio de los garçones. Comimos picatostones y diéronnos a bever. -¡Jur'a diez, no puede ser! Música de Juan del Encina. Archivos asociados: Encina45.pdf Encina45.mid

Lírica.htm