Coplas por Juan del Enzina a este ajeno villancico Razón que fuerça no quiere me forçó a ser vuestro como so. Razón me fuerça serviros siendo de grado contento; para mercedes pediros yo no tengo atrevimiento. Vuestro gran merecimiento me forçó a ser vuestro como so. Olvidaros sin que muera ni es posible ni yo quiero; si algún bien mi mal espera es el que de vos espero. mi querer muy verdadero me forçó a ser vuestro como so. No temo tanto la muerte cuanto temo el desearos; es mi fe tan firme y fuerte que crece siempre en amaros. La fuera del dessearos me forçó a ser vuestro como so. Otros temen un temor: yo temo cien mil temores; otros tienen un dolor: yo mil penas y dolores. Amor de vuestros amores me forçó a ser vuestro como so. En solo pensar en vos no me acuerdo ya de mí. Tan hermosa os hizo Dios cuan penado vos a mí: la belleza que en vos vi me forçó a ser vuestro como so. Fin. La merced y beneficios que quiero que me otorguéis: que queráis de mis servicios serviros y me mandéis, pues la gracia que tenéis me forçó a ser vuestro como so. Música y texto de Juan del Encina Archivos asociados: Encina47.pdf Encina47.mid

Lírica.htm