Villancico A tal pérdida tan triste buscarle consolación claro está qu'es traición. Todo nuestro bien perdemos perdiendo Príncipe tal. Pérdida tan desigual no hay con qué la consolemos. Ningún consuelo busquemos, que buscar consolación claro está qu'es traición. Quien más consuela más yerra. A tal mal tan sin consuelo consuélelo Dios del cielo, pues no hay consuelo en la tierra. A dolor que da tal guerra buscarle consolación claro está qu'es traición. Traición es conocida en dolor que tanto duele buscar cómo se consuele quien más muere con la vida. A tal vida tan perdida buscarle consolación claro está que'es traición. Biviendo vidas penadas los que pierden tal tesoro, no den descanso a su lloro lágrimas muy aquexadas. A dichas tan desdichadas buscarles consolación claro está qu'es traición. Aún más y más sentiremos el perder que ya sentimos, y aunqe un día lo perdimos cada día lo perdemos. Pues tan gran pérdida vemos, buscarle consolación claro está qu'es traición. Fin. Assí que fuerza forzada y razón manda sufrir, y cada día sentir vida más desconsolda. A tristura tan sobrada buscarle consolación claro está que,es traición. Música y texto de Juan del Encina Archivos asociados. Encina49.pdf Encina49.mid

Lírica.htm